Como una de las asesorías de empresa de Benasque queremos ver en esta nueva entrada del blog qué son los libros contables, elementos fundamentales de nuestro día a día profesional.


En esencia, estamos hablando del soporte material sobre el que se hace constar toda la información financiera de una empresa. Los libros contables pueden ser obligatorios o voluntarios. Entre los primeros destacan el libro diario y el libro de inventario y de cuentas anuales. Los voluntarios son el libro mayor y los libros auxiliares. En Centro de Gestión te recordamos que los libros contables son obligatorios según establece el Código de Comercio. En los libros contables se hace un seguimiento cronológico de todas las operaciones y se incluyen los balances e inventarios periódicos. Han de ser legalizados en el Registro Mercantil y no pueden contener tachaduras ni desperfectos que entrañen una dificultad para leer el contenido. 


Como una de las asesorías de empresa de Benasque te recordamos que en los libros contables no se pueden usar abreviaturas ni tampoco símbolos. Estos tienen que guardarse durante los seis años posteriores a completarse. El Código de Comercio también establece que la contabilidad de las empresas tiene que ser secreta a no ser que por ejemplo se trate de un caso de quiebra. En definitiva, en el libro diario se registran las operaciones referentes a la actividad de la empresa. Entre otras cosas, las sumas de las anotaciones realizadas en el Debe han de ser iguales a las del Haber. Después, ya en el libro de inventarios y cuentas anuales se incluyen datos como el balance de situación, la cuenta de resultados, la memoria, el estado de cambios de patrimonio neto y el estado de flujos de tesorería.