En una asesoría fiscal en Benasque comprometida en ofrecer el mejor servicio a las empresas conocen de antemano que la facturación es vital para no tener problemas con Hacienda. Para ello, se deben emplear adecuadamente las facturas que se deben realizar en la organización. ¿Por qué? Porque existen diversos tipos de documentos, que no son todos iguales y que se deben detallar al máximo. Todavía hoy existen personas o emprendedores que no conocen los tipos de facturas más usadas.

Una de las facturas estrella en toda asesoría fiscal en Benasque es la factura ordinaria. Este documento se emplea con frecuencia y su función es poder indicar la venta de productos o servicios. En esta factura deben incluirse los datos de identificación básicos de la empresa, así como los importes de las operaciones realizadas tanto en la compra como en la venta entre un autónomo, empresa, organización o administración. En ella debe figurar el IVA o el IRPF, además del importe total. En la factura se debe incluir el número de cada una, que debe ir ordenado por una secuencia lógica.

La segunda factura más utilizada es la rectificativa. Se encuentra elaborada en base a una rectificación de la ordinaria, realizando correcciones de datos que no estaban anteriormente anotados, ya bien sea por descuentos o errores, aunque también se emiten por las devoluciones. En ella debe hacerse mención de qué se corrige en la factura, los datos a rectificar y los motivos por los que emite. También se deben incluir los datos referentes a la emisión de este documento (también con secuencia lógica).

Desde Centro De Gestión realizamos con mayor frecuencia este tipo de facturas, documentos que muchas empresas o autónomos no saben o tienen tiempo de realizar. Consulta nuestros servicios en Benasque y alrededores. Estamos encantados de ayudarte cuando lo necesites.