Como asesoría fiscal en Benasque, conocemos a fondo la Ley General Tributaria, la cual impone las obligaciones a las personas físicas y jurídicas de abonar sus correspondientes impuestos, en función de sus ingresos y de otras variables. También estamos informados de las consecuencias de no cumplir con dichas obligaciones, ya sea por mala fe o por error o descuido, dado que el resultado final será el mismo: la comisión de una infracción y su correspondiente sanción.

Por este motivo, y para orientarte al respecto, en nuestra asesoría fiscal en Benasque hemos decidido informarte sobre los diferentes tipos de infracciones tributarias, así como de las sanciones que te pueden ser impuestas en caso de no cumplir con Hacienda, aun en el caso de que esto sea debido a un error por tu parte.

La Ley General Tributaria divide en tres tipos a las infracciones tributarias, según su gravedad: leve, grave y muy grave. Para establecer el grado, en Hacienda tendrán en cuenta si has utilizado datos falsos como facturas o comprobantes, si les has ocultado datos, si has puesto tus bienes a nombre de una tercera persona para evitar pagar por ellos y si has utilizado la tan famosa doble contabilidad para que Hacienda no pueda conocer el estado real de tus cuentas.

Dependiendo de cuál o cuáles, de todas estas situaciones, se hayan producido, Hacienda calificará tu infracción y te sancionará. Dicha sanción podrá consistir en una cantidad fija o en un porcentaje de lo defraudado. Asimismo, dependiendo de tu profesión, podría llegar a suspenderte de su ejercicio durante un tiempo.

Como puedes comprobar, llevar tus datos fiscales de forma correcta para evitar problemas con Hacienda, ya sea a corto o a largo plazo, no es tarea fácil. Por ello, siempre es recomendable dejarla en manos de profesionales. En Centro de Gestión podemos ayudarte.