Si la declaración de renta te sale a ingresar, puede que tengas algún problema para afrontar este gasto tributario. En cualquier caso, deberás consultarlo en una asesoría fiscal en Benasque. De todas formas, independientemente de cuál sea tu situación económica, dispondrás de dos alternativas para demorar este cargo a cuenta. Una de las opciones, la más sencilla, consiste en fraccionar los pagos. No tendrás ningún impedimento para hacerlo, ya que es una posibilidad abierta a todos los contribuyentes. En el primer plazo, en el momento de presentar la declaración de la renta, abonarás el 60 % del importe. Mientras que el 40 % restante se hará efectivo a lo largo de los primeros días de noviembre. Se trata de una operación que no te aportará ninguna clase de intereses ni recargos.

La otra opción a la que puedes acogerte es a través de los aplazamientos de los pagos. Si bien es una medida que puedes consultar en una asesoría fiscal en Benasque, deberás tener en cuenta que, para formalizarla, es necesario que presentes ante las autoridades fiscales un calendario sobre los plazos en los que se harán efectivos estos desembolsos. Porque, en este caso, necesitarás que sean aprobados para ampliar los periodos de vencimiento.

También puedes solicitar una línea de crédito destinada a estas situaciones tan específicas y que están presentes en las ofertas que vienen desarrollando los bancos. No obstante, esta opción tiene como principal inconveniente el hecho de que te aplicarán un tipo de interés anual que oscila entre el 7 y 9 %. Con unos plazos de amortización que, raramente, sobrepasan los doce meses. De cualquier manera, será una decisión que deberás valorar con la ayuda de un asesor fiscal. Desde Centro de Gestión, te ofrecemos un servicio de gestión y asesoramiento fiscal tanto a empresas como a particulares.