En nuestra dilatada trayectoria como una asesoría fiscal en Benasque hemos tenido la fortuna de atender a todos nuestros clientes de la forma más profesional, ofreciéndoles un servicio eficaz junto con el consejo más completo del sector. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para plantearte algunos conceptos básicos de este ámbito que hay que dominar.

Es innegable que el mundo fiscal es uno de los más complicados que existen. De hecho, tendemos a confundir o a utilizar como sinónimos conceptos que difieren bastante unos de los otros. Como por ejemplo “impuesto” y “tributo”, que no son lo mismo. Pese a que ambos se corresponden con una obligación de pago al Estado, lo cierto es que los primeros son una clase más de tributos, pero no los únicos.

Gracias a nuestra experiencia como asesoría fiscal en Benasque podemos contarte existirán básicamente tres tipos de tributos: las tasas, las contribuciones especiales y los impuestos.

Con las tasas se abonará un determinado importe a campo de la recepción de un servicio. El ejemplo más claro son las tasas universitarias que se abonan a cambio de una matrícula en las diferentes universidades del país.

En segundo lugar, con las contribuciones especiales existe una relación directa entre el monto total que se satisface y el servicio que se recibe. Otro ejemplo para entenderlo podría ser el asfaltado de una calle.

En tercer lugar nos encontramos con los impuestos, donde no existe contraprestación especial entre la cantidad total y el servicio recibido, dependiendo su importe de la capacidad contributiva del sujeto.

Existirán dos clases de impuestos, los directos que los abona quien los soporta, como el IRPF, y los indirectos que gravan lo que se conoce como “la manifestación indirecta de la capacidad económica del sujeto”, como puede ser el IVA.

Desde Centro de Gestión te atenderemos de la forma más profesional, asesorándote eficazmente en todo lo que necesites y resolviendo cualquier duda que pudiera asaltarte.